Técnico de Transporte Sanitario

El técnico de transporte sanitario (TTS) es una figura poco reconocida en el ámbito de la salud, pero que desempeña una labor fundamental. Es, de hecho, una de las personas más importantes en las emergencias extrahospitalarias.

Se trata de una profesión que está muy demandada, tanto para el sector de urgencias como para el acompañamiento de pacientes a su centro de salud, y que tiene salidas laborales tanto en el sector público como en el privado.

A continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre el Técnico de Transporte Sanitario, así como los requisitos necesarios si estás interesado en dedicarte a ello.

 

¿A qué se dedica exactamente el TTS?

El técnico de transporte sanitario es, básicamente, el conductor de ambulancias. En este sentido, son varias las tareas que tiene que realizar en una jornada de trabajo.

En primer lugar, tiene que ser capaz de preparar de una forma rápida todo el equipo de atención sanitario, para que, en cuanto reciba el aviso de cualquier incidencia o percance que requiera de su presencia, no pierda tiempo en organizar el equipo.  

En este sentido, una vez surja una urgencia o emergencia, tiene que conducir a lo largo del municipio lo más rápido posible para llegar al lugar en el que se encuentra el herido o la persona que requiere la asistencia sanitaria. Por tanto, además de conocer las normas de circulación también tiene que aprovechar su cualidad de vehículo prioritario.

Una vez en el lugar donde se encuentra el herido, debe atender también a los pacientes, aunque en su justa medida, es decir, siempre que sea necesario y que el equipo de paramédicos que le acompañen en la ambulancia se lo pidan.  

¿Qué necesito si quiero ser técnico de transporte sanitario?

El técnico de transporte sanitario tiene que tener una formación específica en técnico en trasporte sanitario y emergencias sanitarias para poder dedicarse a ello, y eso se consigue a través de una serie de cursos y programas formativos, que le ayuden a formarse profesionalmente y a adquirir las competencias necesarias para desarrollar eficazmente la labor.

Cabe destacar que existen cuatro categorías de ambulancias: A1, A2, B y C. En este sentido, para conducir la A1 y A2, la persona necesita el Certificado de profesionalidad de transporte sanitario, mientras que para la categoría B y C necesita el Título de formación profesional de técnico de emergencias sanitarias.

Sin embargo, en este trabajo no solo tiene importancia la formación teórica, sino que también hay que reunir una serie de requisitos que harán que desempeñe su labor de una forma mucho más eficaz:

  • Capacidad de trabajo en equipo. El técnico en transporte sanitario tiene que saber trabajar en equipo y saber organizar. Esto se debe a que, principalmente, en una ambulancia va un equipo completo que tiene que estar coordinado.
  • Empatía. Generalmente, los conductores de ambulancia acuden a la llamada de una persona que necesita una atención médica, por lo que es necesario que, cuando llegue el momento de tratar con esa persona, tengan empatía y lo hagan de la manera correcta. A pesar de que los paramédicos serán los que se encarguen de la persona, el conductor debe ayudarles en todo lo que sea necesario.
  • Tranquilidad en situaciones extremas. La tranquilidad es una de las características principales del conductor de ambulancias, puesto que la necesitan a la hora de atender desastres naturales, grandes accidentes o cuando tengan que estar presentes en situaciones extremas. Deben saber mantener la calma para ejercer sus funciones correctamente.
  • Agilidad mental y reflejos. La labor de un técnico en transporte sanitario requiere estar constantemente alerta por si recibe alguna llamada de emergencia, no perder nada de tiempo. Y no solo eso, sino que tiene que saber qué ruta tomar para llegar lo más rápido posible a donde se encuentra la emergencia.

Sin embargo, y pese a estas habilidades, el aspecto más importante de un conductor de ambulancias es que tenga pericia al volante.  

¿Qué carnet se necesita para ser conductor de ambulancias?

Fue a principios del año 2016 cuando se decidió eliminar el permiso de conducir de clase BTP, que, precisamente, era uno de los requisitos para conducir vehículos prioritarios como ambulancias o transporte escolar.

Desde entonces, hay que tener en cuenta que existen dos tipos de ambulancias: las que pesan menos de 3500 kilogramos y las que pesan más. En este sentido, para conducir las que pesan menos se requiere de un permiso de conducir B, mientras que, para las que pesan más, se necesita un carnet de camión C1.

¿Quieres mejorar tu formación como Técnico en Transporte Sanitario?

Formación Certificada para TES